Estrategias y recomendaciones

Estrategias y recomendaciones

1. El campo principal de evaluación de la investigación en Geografía es, actualmente, el campo 10 (Geografía, Historia y Artes) en cuyo Comité participan, como se ha señalado, dos miembros del ámbito de la Geografía. También podría optarse, en función de las temáticas de investigación, por presentar la solicitud de evaluación en otros campos (5, 7 y 8 básicamente), siempre sabiendo que no será revisada por geógrafas/os.

2. El resultado de la evaluación depende del trabajo personal realizado en los seis años que se someten a la misma. En este sentido, puede afirmarse que se logra una evaluación positiva o negativa en función de la calidad de las publicaciones realizadas durante un período de seis años.

3. La decisión de someter a evaluación la investigación es personal e intransferible y supone la aceptación de los criterios establecidos y publicados en el BOE.

4. Una posible evaluación negativa deriva del no cumplimiento de los requisitos mínimos que se establecen en la convocatoria y no de la arbitrariedad del sistema que, tal y como está establecido, es objetivo. Cosa distinta es que no se compartan los criterios de evaluación, lo que podría dar pie a un debate en el seno de la disciplina con el objetivo de que se revisaran dichos criterios. Hasta tanto, para lograr una evaluación positiva hay que cumplir estrictamente los criterios establecidos.

5. El procedimiento está claramente establecido y explicitado en la convocatoria que se publica en el BOE. Las/os evaluadoras/es se remiten a la aplicación de dichos criterios, comprobando el cumplimiento de los mismos.

6. Conviene enviar una solicitud preparada de tal forma que simplifique a las/os evaluadoras/es su trabajo en el proceso de evaluación, presentando los indicios de calidad con precisión, comprobables y sintéticos.

7. Como pauta general, cuando se presente una solicitud, conviene realizar la selección de las aportaciones adecuándose a los criterios cuantitativos, esto es, priorizar aquellas publicaciones en revistas indexadas en las bases de datos de referencia internacional (p.e. Web of Science, SCOPUS), incluyendo de forma clara y concisa en el apartado de indicios de calidad el factor de impacto de la revista en cada categoría para el año en el que fue publicada la aportación que se presenta a evaluación. En las aportaciones que no se encuentren publicadas en revistas indexadas en las bases de datos de referencia internacional o en editoriales (para capítulos de libro o libros) bien situadas en el SPI (Scholarly Publishers Indicators), conviene describir los indicios de calidad en formato cuantitativo (por ejemplo, presencia en otras bases de datos internacionales o nacionales, cumplimiento de criterios de calidad, relevancia del equipo editorial, citas recibidas, etc.). La referencia al avance del conocimiento o innovación metodológica de la aportación sometida a evaluación ha de estar muy bien fundamentada.

8. Se recomienda establecer una estrategia de publicación en revistas de calidad o en editoriales de calidad con un escenario de previsión a 5 años vista. Es decir, planificar con tiempo las publicaciones que se van a ir presentando a las diferentes revistas o editoriales para que en el año que se pida el sexenio de evaluación se hayan cumplido los requisitos de calidad.

9. Es mejor no acudir a la convocatoria de un año si no se tiene claro que se puede obtener una evaluación positiva, atendiendo a los requisitos establecidos. El hecho de presentarse no cumpliendo lo requisitos mínimos establecidos por la convocatoria no es aconsejable y el resultado suele generar frustración.

10. Es recomendable publicar en colaboraciones de no más de tres/cuatro autoras/es. Si se supera ese número, y en cualquier caso, conviene justificar razonadamente el papel de cada autor/a en la aportación.

11. El resultado final de la evaluación, con el valor obtenido, es función del proceso evaluador, quedando claro que, si se cumplen los requisitos mínimos establecidos en la convocatoria anual, el resultado final podrá tener una puntuación menor o mayor, pero siempre con resultado positivo (30 puntos sobre 50 o más).

12. En la actualidad existe un corpus de revistas científicas de Geografía que se van incorporando a los indicadores de calidad reconocidos (p.e. JCR, SCOPUS, ESCI). Una relación parcial de estas revistas puede consultarse en la web de la AGE, donde se incluye tanto las iberoamericanas de temática geográfica o afín, como aquellas otras internacionales, que han sido sugeridas por los Grupos de Trabajo. Asimismo, se incluye el listado de editoriales y su índice de impacto, a los criterios establecidos en la convocatoria (Scholarly Publisher Indicators, SPI), con su nivel de impacto.

X